?

Log in

Tortura anterior | Próxima tortura

20-Montar en centauro.

20-Montar en centauro.

-¿Está seguro de que…

-¡CÁLLATE!-Los pájaros que ociosos piaban en los árboles del nocturno Bosque Prohibido volaron con tal grito. Sólo el silencio y el agitado respirar de la primera voz se dejaban oír tras la clara imperación. En el aire se olía el peligro y los centauros no asomaron la cabeza por esa zona del bosque. Lo que allí había no era humano. Lo que allí había no debía existir.

-Pero señor… es demasiado arriesgado… y el joven Malfoy podría hacerlo sin ningún problema-Unos ojos rojos cortaron la tensa paz momentánea. No había nada en esos ojos que pudiese hacer pensar que pertenecían a un ser humano. Nada.

-El joven Malfoy ha de ser iniciado más tarde. Primero tenemos que terminar con esto-Una figura menuda y enjuta agachó la cabeza y se retorció las manos con nerviosismo. Era una misión suicida, arriesgada al límite… y lo peor era que si quería seguir viviendo o al menos morir de forma digna tenía que cumplirla.

***

Despertó de golpe con un sudor frío poco halagüeño y agobiante. La cicatriz palpitaba en su frente, de un tono entre verde y rojo que no parecía nada bueno. Todo su cuerpo temblaba y apenas podía respirar. El sueño había sido tan real… tan vívido. Lo sentía dentro, reptando por su estómago. La certeza de que era algo real, de que Voldemort verdaderamente estaba en el colegio y planeaba algo.

La cabeza le dolía con intensidad y estaba seguro de que si no salía de allí no podría estar tranquilo. Tenía que comprobarlo por sí mismo y la única forma de hacerlo era ir al Bosque Prohibido.

A hurtadillas y lo más sigilosamente posible, cogió el Mapa del Merodeador y la capa de invisibilidad no queriendo por absolutamente nada en el mundo que Ron despertara. Jamás pondría a su amigo en peligro si por él era y esa no iba a ser una excepción.

Se envolvió con la capa y abrió el mapa, murmurando con voz queda el ya mítico “Juro solemnemente que mis intenciones no son buenas” haciendo así que los corredores se dibujasen y las motas con sus respectivos nombres apareciesen. Lo recorrió con la mirada mientras sus pies se movían por instinto a través de los pasillos, escondiéndose aunque no fuese verdaderamente necesario con la capa cada vez que Filch estaba demasiado cerca. Había llegado a la salida de Hogwarts, dispuesto a salir corriendo en cuanto cruzase el umbral de la puerta abierta con un sencillo “alohomora”. Pero se detuvo al ver esa mota a pocos metros de su situación.

El cartel debajo de la mota rezaba “Draco Lucius Malfoy”.

¿Debía hacerle partícipe a él, demostrarle su confianza así? Le dolía demasiado la cabeza como para pensar detenidamente y tenía la boca seca. Se pasó la acartonada lengua por los labios y dejó de prestar atención al mapa el tiempo suficiente para que la mota Malfoy se acercase peligrosamente a él y colisionase.

-¿Qué demonios…?-Se apresuró en envolver a Malfoy con la capa y taparle la boca con la mano, apretándole con fuerza contra él y mirando después el mapa con pánico al descubrir la mota de Filch demasiado cerca. Tiró del cuerpo tenso de Malfoy hacia el exterior del castillo con la esperanza de que la capa les cubriera lo suficiente y cerró la puerta dos minutos antes de que Filch llegase y se quedase mirando a ésta última con cierta sospecha mientras que ellos dos estaban fuera apoyados contra la madera. Él intentaba recuperar la capacidad de respirar tras dos situaciones extremas seguidas y Malfoy, que se había despojado de su agarre y estaba fuera de la protección de la capa, le miraba con los brazos cruzados y las cejas enarcadas.

-Malfoy, por lo que más quieras no digas nada y si quieres seguirme hazlo en silencio. Creo que algo importante está pasando-En contra de lo que cualquiera podría pensar que Malfoy haría, éste asintió y dejó que les envolviera a ambos con la capa de invisibilidad de forma que no se viese nada.

Con determinación, se dirigió al Bosque Prohibido junto a Malfoy.

***

-Señor…

-Ya están llegando.

-Pero…

-Cállate. No estropees esto.

Alrededor del claro, ya se oían pisadas sordas.

***

Se detuvieron cuando vieron la luz verde y sobrenatural proveniente del claro del bosque. A contraluz, se podían ver dos figuras. Una de ellas era pequeña, temblorosa y nerviosa. La otra era alta, delgada, con porte. Unos ojos rojos brillaban en el rostro de la segunda.

Miró a Potter pidiendo una explicación pero éste estaba demasiado ocupado mirando con terror a la figura alta, como si hubiese visto al mismísimo demonio. Imitó a Potter, intentando relacionar a ese siniestro hombre con alguien a quien conociera.

La única opción que se le ocurrió le heló la sangre en las venas.

Sin duda su presencia en el colegio dejaba como preocupaciones banales y estúpidas sus desvaríos con Potter.

Los ojos rojos se detuvieron en ellos como si Él supera exactamente dónde estaban pese a la capa de invisibilidad y un escalofrío le recorrió de la cabeza a los pies. Draco tuvo entonces la certeza de que iba a morir y más que nunca tuvo miedo de hacerlo.

-Vaya, vaya… con que has traído a alguien más ¿eh, Potter?-Sintió la forma en que Potter se tensaba completamente a su lado y al mirarle su mirada llena de determinación hizo que su miedo se diluyera en poca proporción. No esperó, sin embargo, que dejase caer la capa aferrando ese mapa tan raro con fuerza entre los dedos antes de mascullar algo como “travesura realizada” y doblarlo con cuidado. Pero no le dejó a él al descubierto.

-¿De dónde sacas que no haya venido solo?-Potter se situó de forma protectora justo delante de él, interceptando al Lord. Éste parecía más divertido que  amedrentado y sonreía mientras se acercaba con paso taimado.

-Eres muy obvio, Harry… demasiado obvio…-La varita del Lord hizo un movimiento fluido y la túnica cayó de sus hombros. Sus ojos se quedaron helados, clavados sobre ese al que antes no le importaría haber seguido. Estaba aterrado, tembloroso y le era imposible reaccionar. Sus piernas no le respondían y ni siquiera podía gritar.

-Malfoy no tiene nada que ver. Sólo se empeñó en seguirme y…-Potter dejó de hablar tan abruptamente que se asustó e intentó verle el rostro. Lo que vio no le gustó. Parecía asustado… más que asustado, parecía aterrado a un nivel casi imposible de alcanzar y sus ojos estaban acuosos. Sin embargo, sus labios estaban fruncidos como si estuviese intentando luchar contra algo.

-¿Es eso cierto, Draco?-El Lord le miró y no supo qué decir. Tampoco supo de qué demonios estaba hablando. Su confusión se vio interrumpida por un dolor punzante en la sien y la sensación de que le invadían el cerebro y revolvían entre sus recuerdos clasificándolos. Este sí, este no… vaya, qué interesante.

Nunca deseó tanto que su cerebro decidiera irse de vacaciones.

-Malfoy…-Potter le miró y él le devolvió una mirada llena de pánico cuando su mente estuvo libre. El Lord lo sabía. Sabía que había tonteado con Potter. Que Lucius se enterase era lo peor que le podía pasar.

-Mmmm… qué interesante… me pregunto cómo podré sacarle provecho…-El temblor de sus piernas le hizo caer de rodillas al suelo. Seguía sin poder gritar, sin poder reaccionar. Era todo demasiado abstracto, como un sueño. Él no podía estar ahí, con Potter, delante del Lord y ese saco que le hacía compañía y que temblaba incluso más que él.

-No podrás sacárselo, Voldemort-El Lord rió entre dientes.

-¿Estás seguro, Potter?-Se mordió el labio y se tapó los oídos. No quería oír más. Cada palabra hacía crecer más y más el nudo que se había formado en su estómago y en ese momento estaba completamente seguro de que iba a morir. Con dieciséis años y sin conocer nada más que el odio y el miedo… se sintió, inesperadamente, desolado y triste.

-No lo harás…-Todo fue demasiado rápido después aunque él lo viviese en una especie de cámara lenta. Potter sacó la varita y pronunció unas palabras que no entendió. La punta de ésta se iluminó con fuerza y el Lord se cegó el tiempo suficiente para que Potter le cogiera del brazo, recogiera la capa con rapidez y corriese como un loco arrastrándole a través del bosque.

No sabía por qué, pero creía que el Lord no les seguía.

A un lado empezaron a oírse unos ruidos que al principio no supo identificar pero que, tras unos segundos, logró conectar con el golpear de los flancos equinos contra el suelo. Centauros.

Agresivos, territoriales y obstinados bichos mestizos.

Gimió, no sabiendo demasiado bien qué era peor. El Lord, al fin y al cabo, seguía débil. Esos centauros eran toda una amenaza.

-Harry…-En ese momento no le vio importancia alguna a que se le escapase el nombre de Potter mientras pegaba su espalda a la de éste con terror viendo como los centauros les rodeaban.

-Tranquilo, Draco… me deben una…-Un centauro especialmente viejo, de un color blanco perlado que sobrepasó los límites de su miedo y le pareció indudablemente hermoso, se acercó a Potter e hizo una corta inclinación de cabeza-Necesitamos vuestra ayuda… por favor…

El centauro evaluó a Potter con unos ojos claros y astutos que parecían poder ver a través del cuerpo y llegar a lo más profundo del ser humano. Tanta intensidad le revolvió el estómago y al darse la vuelta para quedar frente al centauro casi se mareó.

-Así se salda nuestra deuda-El centauro hizo un gesto de cabeza a un centauro más joven que saltó hacia ellos y se situó de modo que pudieran subirse a su lomo sin problemas. Potter, muy caballeresco y tal vez conocedor del profundo shock en el que estaba inmerso, le ayudó a subir y subió después. Sus brazos se cerraron en torno a la cintura de Potter de forma automática cuando el centauro se irguió.

Los árboles pasaban a toda velocidad y sus brazos eran golpeados continuamente por ramas. Había escondido la cara en la nuca de Potter y al menos así se aseguraba de que ella saliera entera. No quería pensar en el Lord y en que, pese a creer que no lo hacía, podía estar siguiéndoles… y que si no lo estaba haciendo, estaba en el colegio y podía matarles en cualquier momento.

Draco tenía unas incontrolables ganas de llorar por Narcissa y el dolor que ella sentiría al perder a su único hijo.

-Hemos llegado. Nada os persigue y sea lo que sea lo que hay en el bosque… intentaremos acabar con él-Bajaron del lomo del centauro y Potter abrió la boca para decirle algo. Antes de que emitiese cualquier sonido, el centauro había desaparecido.

-Harry… eso era, ese era…¿qué está pasando?-Pasó de un estado de tristeza extrema a la furia. Una furia descontrolada por no conocer la verdad, por no saber algo. Potter le miró, suspiró y le tendió los brazos.

-Draco…

-¡NO ME LLAMES DRACO! Él lo sabe… LO SABE… ¿¡TIENES IDEA DE LO QUE ESO IMPLICA!?-Se revolvió el pelo con nerviosismo y agresividad y Potter le cogió con fuerza por las muñecas. Sus ojos se negaron a enfrentarse a la verde sinceridad de los de Potter. No podía. Sabía que sería demasiado para él enfrentarse a ella.

-Draco, mírame-Volvió a derrumbarse. Todo a su alrededor cayó como una fila de piezas de dominó y miró a Potter con vacuidad, sin siquiera regañarle por llamarle Draco… demasiado perdido para hacerlo-Él no puede hacer nada. No te hará nada a ti. No si puedo evitarlo.

-¿Puedes evitarlo?-Y ese fue uno de los momentos más intensos en la vida de Draco Lucius Malfoy porque fue entonces, tras burlar a la muerte y cabalgar en centauro, que Draco empezó a sentir de verdad algo más que ese odio, algo más que la pena agresiva que le había embargado al pensar en Narcissa. Draco empezó a sentir eso que implicaba el ser capaz de dar la vida por alguien que no fuese él mismo.

Potter soltó sus muñecas y cogió sus manos, las alzó y besó los dedos uno a uno con una devoción exagerada. Todo su cuerpo reaccionó con un cosquilleo.

-Puedo aguantarte Draco, estoy preparado para hacer cualquier cosa-Se inclinó y su frente chocó con la de Potter apenas unos centímetros más baja. Podría estar asustado, sorprendido u horrorizado por el hecho de aceptar que quería a Potter. Podría pensar que estaba muy enfermo y simplemente deliraba… pero después de esa experiencia, de ver lo cerca que podía estar la muerte, Draco no quería pensar en su snobismo, narcisismo, egolatría, altivez y orgullo.

Sólo quería vivir.







Está un poco como que sin corregir y es un capítulo rarísimo pero...

:DDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD!

Comments

( 1 comment — Deja un review )
nessa_92
Nov. 13th, 2008 08:49 pm (UTC)
DIOS MIOOO!!
Que fuerteeeeeeeeeeeeeeeeee O.O

quemiedoquemiedo cuando ha aparecido Voldemooort... :O

pobre Draco :(

que fuerteeee... uff, que ganas tengo que continuar con la historia!!^^
( 1 comment — Deja un review )

Profile

evil_onigiri
Evil Onigiri

Latest Month

November 2008
S M T W T F S
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30